GEOLOGÍA DE VALLIRANA

 

Carlos Gardón López

Licenciado en Geología (UB)


 

DESCRIPCIÓN DEL MARCO GEOLÓGICO GENERAL

 

Desde el punto de vista geológico nos encontramos en una zona muy interesante por la variedad litológica, por lo bien que los diferentes materiales pueden observarse y por la variedad de paisajes que estos generan, como las cuestas rojizas de Bruguers o el paisaje cárstico de las zonas altas del Garraf. 

Mapa geológico de la zona

 

Estructuralmente podemos distinguir dos zonas bien diferenciadas. Por un lado todo el sector montañoso del Garraf-Ordal donde afloran materiales de edad Paleozoica y Mesozoica y donde los materiales generan relieves elevados y algo abruptos, y por otro lado la zona del valle del Llobregat, condicionado por la falla del Llobregat,  con materiales de relleno de piedemonte y todo su frente deltáico donde predominan los materiales cuaternarios.  

 

El Paleozoico está formado principalmente por pizarras, filitas, sericitas, cornubianitas y calizas nodulosas de edades comprendidas entre el cambro-ordovícico, el silúrico y el devónico inferior y que componen el zócalo del macizo del Garraf . El grado de deformación de estos materiales es intenso. Estos materiales pueden observarse muy bien en los primeros quilómetros de la carretera que asciende de Gavà a Begues y también en la zona de Cervelló, por ejemplo en la boca este de los dos túneles de la variante, se trata de pizarras micacíticas arenosas cambro-ordovícicas, y presentan también pátinas ferruginosas oxidadas.

 

El Mesozoico está representado, en su base, por los materiales triásicos compuestos principalmente por, conglomerados silícicos, areniscas y arcillas de la facies Bundsandstein (Tbc / Tbg), subiendo en la serie afloran las calizas micríticas y dolomías con alguna arenisca y arcilla de la facies Muschelkalk (Tm1, Tm2 y Tm3) y a techo las lutitas con evaporitas versicolores de la facies Keuper (Tk). El Jurásico y el Cretáceo están representados en los potentes paquetes de caliza y dolomía que forman la gran mole carbonatada del macizo del Garraf y que se explota en varias canteras como material para la construcción. Estas calizas, están muy carstificadas, tanto superficialmente como en profundidad. En supercicie generan un paisaje de campos de lapiaz  y dolinas muy extenso y conocido en la región y que condiciona el drenaje subterráneo del macizo, especialmente en la zona del Garraf. 

 

Vallirana se sitúa en el fondo de un valle estructurado sobre diversos sistemas de fallas que cortan la estructura más o menos sub-horizontal de los materiales Cenozoicos y que han condicionado la dirección de la riera de Vallirana que ha excavado el valle principal. En la zona de Vallirana, el Paleozoico apenas aflora (lo hace en Cervelló), y los materiales que domiman el paisaje son principalmente las facies de Triásico, desde las arcillas y areniscas del Bundstandstein, a los diferentes niveles de calizas del Muschelkalk que han dibujado el perfil tan característico del entorno de Vallirana.

 

   

UNIDADES LITOESTRATIGRÁFICAS PRINCIPALES


 

La Serie del Triásico. 

  

El triásico está representado en la zona por las tres facies germánicas clásicas, Bundstandstein (B), Muschelkalk (Tm1, Tm2 y Tm3) y Keuper (K). En la siguiente fotografia panorámica, realizada por encima de la sede de Aguas de Vallirana en la calle Maria Cristina,  se han ubicado de forma esquemática los materiales y contactos de la serie triásica (Para mejor comprensión del lector, en la foto se observan la Urbanización del Mirador a la izquierda y La Solana a la derecha).

 

 

 

El Bundstandstein (Tb)

 

El pueblo de Vallirana se desarrolla principalmente sobre los materiales triásicos del Bundstandstein, conglomerados, areniscas y arcillas rojizas que afloran en la vertiente de la Vall del Sol y que son fáciles de ver en la zona de Cervelló, dando unos relieves y geomorfologías muy peculiares observables entre los túneles de la variante y la entrada a Vallirana, riscos rojizos y erosiones alveores características.

 

La facies Bunds está formada como hemos dicho por materiales sedimentarios detríticos, conglomerados silícicos, y areniscas, con algunos nínveles de arcillas, todos ellos de un característico e intenso color rojo.

 

De forma simplificada, el Bunds presenta tres niveles bastante claros en todos los afloramientos de los Catalanides, aunque no pueden definirse como horizontes claros, puesto que presentan transiciones laterles de facies bastante frecuenbtes son las siguentes: Un nivel inferior de conglomerados de base, un nivel intermedio de areniscas abigarradas y un nivel superior de arcillas límite (Virgili et al 1977).

 

Tb1. Bundstandstein inferior  

 

Esta unidad esta formada por conglomerados basales constituidos por elementos de cuarzo y cuarcita. El cuarzo tiende a disminuir hacia los niveles más altos mientras que la cuarcita lo hace en sentido contrario. El cemento es silicio. A menudo estos conglomerados alternan con niveles de areniscas. Su potencia se incrementa en dirección SW-NW, presentando las máximas potencias  en la zona de Bruguers i el Estret de la Riba (Tarragona). Los conglomerados de esta unidad del Garraf están formados por guijas y guijarros, y ocasionalmente por bloques de hasta 40 cm., todos ellos de composición esencialmente silícica en una distribución aproximada de: 85% de cuarzos filonianos, 10% de cuarcitas y 5% de esquistos, liditas y areniscas paleozoicas.

A grandes rasgos puede considerarse que la sucesión litológica de los conglomerados de Garraf presenta una cierta ordenación cíclica. De un modo ideal, cada ciclo de unos 10 a 22 m. de potencia se caracteriza por una ligera tendencia granodecreciente.

 

Tb2. Bundstandstein medio

 

Este nivel está constituido por areniscas abigarradas. Forman la unidad mas desarrollada. Formada esencialmente por cuarzoarenitas, generalmente de color rojo intenso u de cemento silíceo, ferruginoso o arcilloso. Estas areniscas presentan frecuentemente estratificación cruzada. Hacia la parte más alta intercalan niveles margosos o arcillosos.

 

Tb3. Bundstandstein superior

 

Arcillas de límite. Nivel de arcillas irisadas con intercalaciones de anhidrita y a veces carniolas. Estos materiales integran el complejo lutítico-carbonatado-evaporítico superior y presenta una potencia variable de entre 15 y 35 m. Son la base para los materiales masivamente carbonatados de la unidad superior, el Muschelkalk inferior que veremos a continuación. En la zona del Garraf este complejo presenta dos litofacies claramente diferenciadas.

La sucesión litológica se caracteriza por la existencia de abundantes niveles evaporíticos intercalados con lutitas rojas y alguna intercalación de areniscas de grano fino. Las lutitas muy carbonatadas presentan un intenso moteado gris-verdoso. Es  un nivel más difícil de observar en la zona por su alta meteorización y la cobertura vegetal.

 

(Bibl: 1979; Mariano Marzo Carpio. El Bundstandstein de los Catalánides: estratigrafía y procesos sedimentarios.)

  

 

  

Niveles conglomeráticos dels Bunds inferior en Cervelló. Santa María de Cervelló. 

Niveles conglomeráticos dels Bunds inferior en con erosión alveolar. Santa María de Cervelló. 

Niveles de arcilla y areniscas del Bunds superior en Vallirana. Zona de la Urb. La Solana

 

 

 
Niveles de areniscas del Bunds medio. La Solana (Vallirana)Preciosa estraficación cruzada en los niveles de areniscas dels Bunds medio. La Solana (Vallirana) 

  

 

El Muschelkalk (Tm)

 

El Muschelkalk es el nivel intermedio de la secuencia Tríasica, unicado sobre el Bunds y por debajo del Jeuper. Se divide en tres facies muy diferenciadas, el inferior (Tm1), el medio (Tm2) y el superior (Tm3). Siendo el inferior y el superior unidades carbonatadas, y el medio una unidad lutitico-arcillosa con intercalaciones evaporíticas.

 

Muschelkalk inferior (Tm1)

 

El Muschelkalk inferior ha sido tradicionalmente dividido en cinco unidades litoestratigráficas que de base a techo son: (1) Unidad de calizas y dolomías laminadas, (2) Unidad de calizas bioclásticas, (3) Unidad de calizas bioturbadas, (4) Unidad de dolomías sacaroideas, (5) Unidad de dolomías blancas.  Vamos a ver las características básicas de cada unidad.

 

(1) Calizas y dolomías laminadas.

 

Esta unidad está constituida por las facies estromatolíticas en domos situados a techo del complejo lutítico-carbonatado evaporítico superior del Buntsandstein. Tiene una potencia que varia de 6 a 12 m. y está formada por calizas y dolomías con, o sin, laminación milimétrica interna.

 

(2) Unidad de calizas bioclásticas.

 

Está situada sobre la anterior unidad  y consta de dos tramos:

 

Un primer tramo de calizas gris-negras bioturbadas en estratos de unos 60 cm. de potencia, localmente muy bioturbadas y con aspecto moteado característico. Presenta una textura Packstone- wackestone y está constituida de pellets fecales, placas de equínidos, algún gasterópodo y fragmentos de bivalvos (posibles ostrácodos).

 

Un segundo tramo que a su vez presenta dos sub-unidades:

Sub1: Se trata de calizas grises bioclásticas. Textura tipo wackestone, localmente packstone, de gasterópodos, placas de equínidos, foraminíferos.

 

Sub2: Esta subunidad presenta 3 estratos de una potencia entre 20-40 cm. separados entre si por niveles de caliza gris tableada y estructuras tipo ripple. Laminación interna y orientación de los componentes.

 

(3) Unidad de calizas bioturbadas

 

La potencia de esta unidad oscila entre los 15 y los 22 metros. Está constituida por calizas de color gris negro intensamente bioturbadas y aspecto nodular. Se caracteriza por presentar fósiles de braquiópodos Menizelia mentzeli presentando un nivel de acumulación a techo. El nivel inferior es de textura mudstone-wackestone intensamente bioturbado, con braquiópodos, placas de equínidos, gasterópodos, bivalvos, posibles ostrácodos y peloides. El termino superior es de textura pacjkstone-wackestone, presentando bivalvos, gasterópodos, placas de equínidos, peloides.

 

(4) Unidad de dolomías sacaroideas

 

Presenta una potencia de entre 6 y 7 metros. Color gris marrón y aspecto arenoso masivo. Texturalmente hablamos de dolsparitas. El límite superior es brusco y neto. Asociados a la base se localizan niveles con nódulos de sílex. Ausencia de componentes y estructuras sedimentarias.

 

(5) Unidad de dolomías blancas

 

Unidad de potencia constante entorno a los 30 metros. Se encuentra dolomitizada en su totalidad. Se trata de una dolomía de grano fino, texturalmente dolmicrita con aspecto monótono. Estratificación regular en estratos  de potencia entre medio metro y un metro y medio. Se divide en dos subtramos:

 

- Un tramo inferior de 10-15 m. de potencia en el que no se observa ningún tipo de estructura interna ni componentes. Son fangos dolomitizados. Presenta un nivel con nódulos de sílex en la mitad superior del tramo.

 

- Un tramo superior de 15-20 m. de potencia en el que pueden distinguirse varias facies y estructuras complejas que no definiremos aquí.

 

 Sobre la génesis y origen de esta unidad Tm1 en este dominio, podemos decir que se desarrolló en un ambiente marino litoral de poca profundidad cuyos sedimentos se interpretan como de origen mareal, en un contexto de rampa carbonatada. Presenta dos secuencias, una primera de profundización y una segunda de somerización. Una importante discontinuidad estratigráfica regional (denominada D5) divide ambas secuencias.

 

(Bibl.: 1987; X. Ramón y F. Calvet; Estratigrafía y sedimentología del Muschelkalk inferior del dominio Montseny-Llobregat, Catalanides)

  

   

 

   

 

Estrato de calizas dolomíticas masivas del Tm1  (Penyes del Corral)

 

Detalle de estratos de calizas dolomíticas del techo del Tm1 (U. Dolomías blancas) presentando un ligero buzamiento (Camino de la Urb. El Mirador a Cervelló)

 

Fotografía de detalle del aspecto de las las calizas del Tm1 en la zona media de la secuencia estratigráfica (Carrer del Arboçar)

  

Muschelkalk medio (Tm2)

  

El Muschelkalk medio está formado por arcillas rojas y areniscas, con lentejones de yeso hacia techo, e incluso arcillas verdosas. Debido a la naturaleza plástica de estos materiales, se presentan bastante deformados internamente mostrando pliegues y fracturas. Sobre estos materiales se desarrolla buena parte de la Urbanización Mas Rovira, El Mirador o les Rovires. Estos materiales rojizos y plegados, pueden observarse muy bien en los taludes que hay tras la sede de Aigües de Vallirana. 

   

Los sedimentos detríticos  terrígenos del Muschelkalk medio son granulométricamente arenita y lutita. Por su mineralogía pueden considerarse areniscas y arcillas presentándose ambas más o menos carbonatadas.

 

Las areniscas son de grano fino y el cemento calizo, excepto en algunos casos con matriz arcillos donde el cemento carbonatado es mínimo. Ocasionalmente el cemento es ferruginoso de borde de grano. Como característica textural hayque destacar la presencia de minerales autígenos con formas idiomórficas o de sobrecrecimiento, tratándose en su mayoría de feldespatos y cuarzos (jacintos de Compostela).

 

Las lutitas son principalmente materiales detríticos finos que aparecen alternantes con capas de arenisca. Según su composición mas o menos carbonatadas puede hablarse margas o arcillas.

  

(Bibl.: 1977: Mª. C. Cabañeros y A. Masriera; Cuadernos de Geología Ibérica; Contribución al conocimiento sedimentológico del Muschelkalk medio de los Catalánides.) 

  

       

Detalle del contacto entre las calizas dolomíticas del Tm1 y las arcillas rojizas con yesos del Tm2

 

Arcillas y areniscas del Tm2 mostrando un pliegue inclinado en el talud de la sede de Aguas de Vallirana en la Calle Maria Cristina. Se observa también la boca de acceso a la mina conocida como el "polvorí" que explotó los yesos de esta unidad.

 

Cristalizaciones filonianas milimétricas de yeso anhidro en la base del Tm2

  

       

 Nivel de lutitas grisaceas milimétricas con yesos en forma hidratada en la base del Tm2.

 

Detalle de cristales de yeso anhidro en la base del Tm2

 

Arcillas y areniscas del Tm2 hacia el techo de la serie. Se pueden observar algunos niveles de argilita que destacan por su mayor dureza.

 

Muschelkalk superior (Tm3)   

El Muschelkalk superior presenta aproximadamente unos 100 m. de potencia en la zona de Gaià-Garraf. El límite inferior del Muschelkalk superior esta representado por un cambio brusco de litologías o por un paso gradual pero muy rápido entre las facies detrítico-evaporíticas del Muschelkalk medio a las facies calizas del Muschelkalk superior.  El límite superior está representado por un cambio gradual y progresivo a las facies detríticas del Keuper.

 

El Muschelkalk superior se divide en diversas unidades informales en función de los tres grandes dominios de los Catalánides (Gaià-Miramar, Prades y Priorat-Ebre). En el dominio del Ordal-Garraf, el Muschelkalk superior presenta cuatro unidades diferenciadas:

 

(1) Calizas y dolomías oolíticas de Rojals

 

Formada por una amplia variedad litológica, desde mudstones a grainstones, brechas, parcial o totalmente dolomitizadas. La potencia de este nivel varia de 6 a 17 m. El límite inferior está representado por un paso gradual pero muy rápido entre las facies detrítico evaporíticas del Muschelkalk medio a las facies calizas del Muschelkalk superior. El límite superior está representado por un nivel de ferruginización de 1 mm. a 5 mm. de espesor asociado a un paquete de 10-20 cm. de lutitas. El conjunto de facies y asociaciones de facies corresponden a depósitos de un complejo de llanura mareal carbonatada.

 

(2) Calizas bioturbadas y dolomías de Benifallet

 

Esta Unidad, está constituida por una amplia variedad de facies, principalmente mudstones-wackestones bioturbados y dolomías. La potencia de esta unidad varia de los 20 a 50 m. Las principales facies de la unidad Benifallet son secuencias shallowing, en general en la parte inferior de la unidad y secuencias shoaling situadas a techo.

 

(3) Estromatolitos de Querol

 

Esta básicamente constituida por domos estromatolíticos métricos. Su potencia varia de pocos metros a hasta 12 m. El límite superior está representado por un paso gradual a facies de Unidad Capafons, formada por brechas (colapso-brechas) y margas. Los materiales de esta unidad representan depósitos de llanuras mareales, en un contexto hipersalino. Los niveles de gasterópodos son interpretados como canales mareales. 

 

(4) Dolomías margosas, margas y brechas de Capafons.

 

Esta unidad está constituida por una amplia variedad litológica: lutitas, alternancia de lutitas y tramos calizos, dolomías margosas, mudstones-wackestones, grainstones oolíticos, brechas, etc.… El límite inferior viene marcado por un cambio litológico respecto a los estromatolitos de Querol, que en algunos puntos está asociado a un nivel de ferruginización. El límite superior se realiza mediante un paso paulatino y gradual a las facies Keuper. Las principales asociaciones de facies de la Unidad Capafons son del tipo secuencias shallowing y

localmente de tipo thining upwards.  

 

 

    

 

 

Calizas margosas muy estratificadas en la base del Tm3 (Carrer del Puigmal)

 

 

 

 

Detalle de las calizas margosas de la base del Tm3 

 

El Keuper (K) 

 

El Keuper sigue en la estratigrafía creciente y es la última de las facies del Triásico disponiéndose discordante sobre las calizas del Muschelkalk. Se trata de un material que a menudo se encuentra muy tectonizado y con pocos afloramientos, con lo que es difícil observarlo en condiciones. Además el Keuper presenta a lo largo de los Catalanides variaciones importantes de potencia y litología (Ortí i Salvany 1985). Presentan una potencia de entre 50 y 150m.

 

Ortí i Salvany definen para el Keuper de los Catalanides tres unidades litoestratigráficas, que son de base a techo: Fm yesos de Miravet, Fm. Arcillas y yesos del Molar y Fm. arcillas y carbonatos del Gallicant.

 

 

(1) Fm. Yesos de Miravet

 

Está formada por arcillas, yesos y carbonatos. Las arcillas suelen ser de tonos grises aunque pueden presentar niveles de color rojo, especialmente donde el yeso s menos abundante. Los yesos se presentan en capas disimétricas o de unos pocos metros y de colores amarillo, gris o negro.  Se trata principalmente de yesos de litofacies laminada.

 

Los carbonatos pueden presentarse de dos formas, una en forma de láminas dolomíticas alternando con yeso entre capas de arcilla, en forma de capas dolomicríticas masivas o laminadas en las que pueden presentarse moldes de yeso o nódulos de chert (cuarzo), o en forma de capas de dolomías brechosas o carniolares constituidas por fragmentos carbonatados, arcilloso o incluso gasterópodos englobados en una matriz dolomítica abundante. Los niveles carbonatados se presentan bien desarrollados en los niveles donde no abunda el yeso. Estos tramos menos evaporíticos  tienden a presentar aspectos mas versicolores a lso que se añaden los colores ocres típicos de la oxidación de estos carbonatos (especialmente las Carniolas). En esta formación también pueden encontrarse cuarzos en forma de chert o en forma de pequeños cristales (Jacintos de Compostela)

 

 

(2) Fm. Arcillas y yesos del Molar

 

En general el transito a esta facies acostumbra a ser brusco, aunque en algunas zonas de los Catalanides podemos encontrar tránsitos graduales. Destaca el cambio de color pasando de los grises de la Fm. yesos de Miravet a los rojizos de la Fm. Molar. En oncasiones no existe cambio litológico y lo es únicamente de color. El contenido de yesos de esta unidad es mas variables que en la unidad anterior. En la zona de Corbera-Vallirana esta unidad se presemnta como una paquete monótono de yesos rojos debido a la matriz arcillos que contienen. Se trata tanto de litofacies nodulares como laminada-bandeada.

 

Litológicamente las arcillas son de tonalidades rojas y raramente intercalan niveles de otros colores. Los yesos pueden presentar litofacies nodular o laminada, sin predominio de ninguna de ellas. Son de colores blanco-rosado-rojizo. La litofacies laminada se pone de manifiesto por los diferentes tonos versicolores de las láminas y raramente aparecen laminaciones carbonatadas. A veces pueden aparecer intercalaciones de capas dolomíticas masivas de tonos ocres de entre 10-15 cm de potencia. En la zona de Corbera, se ha observado intercalado entre los yesos laminados un nivel oolítico cementado por anhidrita de 30-40 cm. Las limolitas constituyen el material detrítico de tamaño mayor que se ha observado en este nivel.

 

(3) Fm. Arcillas y carbonatos de Gallicant.

 

Es una unidad que presenta importantes variaciones de potencia a lo largo de la unidad de los Catalanides, desde los 3-4 m a los 80 m de potencia. Su potencia habitual ronda los 30-40 m. El transito desde la Fm. anterior es gradual a través de un tramo arcillos versicolor que puede intercalar niveles de sulfatos y carbonatos. Hacia techo aparecen las carniolas y arcillas verdosas que evolucionan gradualmente a las dolomías estratificadas de la base del Cretácico.

 

Se trata de una unidad principalmente arcillosa en la que los yesos y carbonatos aparecen formando capas que no acostumbran a superar el metro de potencia. Las arcillas son de tonalidad dominante verdosa aunque son habituales horizontes rojizos y violaceos. Los carbonatos constituyen el segundo elemento litológico en importancia, desarrollándose especialmente en los niveles superiores de la serie. Setrata normalmente de capas carniolares y dolomicritas algales. En la serie de Corbera aparecen de forma excepcional niveles de yesos nodulares, especialmente en los niveles inferiores de la serie. Los nódulos de chert son también comunes entre los carbonatos.

  

Hay que tener cuidado de no confundir esta unidad (Keuper) con el nivel medio del Muschelkalk (Tm2), ya que presenta ciertas similitudes y mas cuando el grado de alteración superficial es elevado. Estratigráficamente están muy distantes, pero en campo, podemos confundirnos si no tenemos clara la secuencia estratigráfica. El nivel calizo superior del Muschelkalk (Tm3) que se intercala entre ambas es la clave para no perdernos en la identificación de ambos niveles.

 

 

La serie Cretácico-Jurásica. El Garraf Blanco


  

El Jurásico y Cretácico, conforman el gran nivel de calizas que bien conocemos en la zona del Garraf. Este es un nivel, que debido a su resistencia a la erosión, y sobretodo por la dirección general de las capas basculadas hacia el sureste, hacen que ocupe una gran extensión en superficie. Por estratigrafía y topografía, el Jurásico, aparece en menor extensión, y es el Cretáceo quien domina mayoritariamente la superficie del macizo. El jurásico está formado por calizas y dolomías, con una potencia superior a los 1000 metros, y presenta varios niveles que van desde las calizas más oscuras con niveles de brecha en la base, a las calizas margosas del techo. Su origen hay que buscarlo en ambientes sedimentarios marinos y lacustres. 

 

El Cretáceo formado también por calizas masivas y dolomías es algo más blanco que el Jurasico, y la  transición entre ambos es gradual. Su origen hay que buscarlo en ambiente sedimentario marino de plataforma somera. Hacia techo aparecen también niveles de margas, margocalizas y calcarenitas  de las edades Aptià y Albià. 

 

Este paquete calizo es explotado en diversas canteras, alguna de dimensiones importantes hasta el punto de alterar claramente la topografía y el paisaje de la zona en el sector del Plà de Claperons.  

 

 

Cantera en el Plà de Claperons

   

Morfología cárstica.

  

Toda la unidad carbonatada masiva de edades Jurásica y Cretácica, están altamente carstificadas, formando un sistema cárstico muy importante y muy estudiado.  Como sistema cárstico, el drenaje del macizo se produce de forma subterránea y no a nivel superficial como sucede en la mayoría de macizos. La evacuación de las aguas se produce a por lala infiltración del agua de lluvia a través del sistema de fracturas, fallas, y diáclasas hacia el interior del macizo jerarquizándose a nivel interno hasta ser evacuadas en los niveles inferiores mediante surgéncias. 

 

Durante la circulación hipogea de las aguas a través del macizo y a favor de  toda la  familia de fracturas, el agua disuelve los carbonatos de la roca caliza gracias a la acidificación de esta tras la absorción de CO2 que el agua toma del aire durante su precipitación y también del nivel edáfico cuando este está presente. Este agua acidificada disuelve la roca caliza y se generan oquedades y cavidades que se van ampliando e incluso conectando hasta configurar un sistema hidrogeológico complicado. Cuando alguna de estas cavidades, por erosión,  alcanza la superficie y tenemos una sima o una cueva accesibles al hombre. 

 

A medida que algua desciende, alcanza niveles impermeables, en este caso el Triásico, y su movimiento pasa a ser principalmente horizontal tiendiendo a buscar salida al exterior excavando cavidades y generando surgencias o exutorios del sistema. Una de las más importantes del macizo de Garraf es La Falconera que evacua sus aguas al mar por debajo del Turó de Garraf. En el sector oriental del macizo, lo que se conoce como bloque del Ordal, la surgencia mas importante se ubica pecisamente en Vallirana. Estamos hablando de la conocida Font d'Armena, una surgencia de importante caudal ubicada cerca de la zona de la Barquera, donde se encuentra el restaurante "El Xipreret" y que actualmente no aporta sus aguas a la riera de Vallirana ya que estas son captadas en profundidad para el suministro de agua a la población de Vallirana. Durante muchos años las aguas de esta fuente alimentaron la riera y muchos de los molinos que se fueron ubicando en su cauce. El mas conocido y actualmente restaurado, el molí de Can Batlle en Vallirana. En el siguiente punto se trata de forma mas extensa sobre esta importante surgencia.

  

 

   

 

   

 

Avenc Sellarès (Begues)

  Cova Bonica (Vallirana) 

Avenc de la Ferla (Begues) 

 

 

Las fuentes y surgencias de Vallirana


 

Las fuentes representan los puntos de salida del agua subterránea al exterior. Las surgencias acostumbran a presentarse en las zonas bajas del macizo, y aprovechan discontinuidades como fisuras o fallas, y especialmente el contacto entre materiales de diferente permeabilidad para aflorar el agua en superficie.

 

Vallirana ha tenido muchas fuentes a lo largo de su historia, aunque lamentablemente muchas de las fuentes que hubo ya no existen. Otras sin embargo siguen ahí esperando al visitante o incluso dando agua de boca a buena parte de la población.

 

Entre las fuentes más populares de Vallirana encontramos la de Can Bogunyà, la del Genebre, la Font de Sant Ponç con su característica bassa, la Font del Cartró, la del Xelin, de la l’Avi, la de l’Eixerà, la del Mas de les Fonts, la de la Llibra...

 

 

 

 

 Font del Cartró en la actualidad La Font del Cartró en una foto antigua (Amics de Vallirana)

 Fuente y puente de la Llibra (Amics de Vallirana)

 

Pero de entre todas las fuentes, la mas importante por su caudal y por su importáncia histórica, es la Font d'Armena o d'en Menna. Se trata de la surgencia más importante del macizo del Ordal (La Falconera lo sería del bloque del Garraf). Esta fuente, fue clave en el crecimiento y desarrollo de Vallirana ya que el uso de su importante caudal permitió el riego, el consumo y la industrialización de la población. Sus aguas movieron molinos a lo largo de toda la riera. Actualmente, según información de Aigues de Vallirana, el caudal de esta surgencia cubre casi la mitad de las necesidades de todo el pueblo de Vallirana.

 

En 1897 el gran caudal y la importáncia estratégica de esta fuente causó un gran interés y fue objeto de estudio por parte de Norbert Font i Sagué, quien dedicó mas de 40 páginas en los boletines del CEC a establecer una teoría sobre su funcionamiento, la exploración de las zonas altas de Ardenya, el Plà de Sot d’Òssos y el Plà de les Bassioles, así como a las obras de minería realizadas para aumentar su caudal (Bibl.: 1987. Un Descobriment Espeleològich. Teoria de la Font d'Armena. Bol; 45, 46 y 47 del Centre Excursionista de Catalunya)

 

La antigua Font d'Armena (Foto: Amics de Vallirana)

 

Fruto de aquellas prospecciones y excavaciones destinadas a conocer el funcionamiento y aumentar su caudal, se excavaron galerías y ensancharon grietas, y también se construyeron canalizaciones. Hay que pensar que el importante caudal de la fuente alimentaba, como documenta el propio Norbert Font i Saguè en su estudio, unos 13 molinos situados a lo largo de la riera de Vallirana entre Can Rovira y Molins de Rei. Como puede observarse la importancia de esta surgencia era elevada, y se hicieron grandes esfuerzos por aumentar su caudal mediante estudios y trabajos de mineria.

 

Lamentablemente, con la urbanización de la zona de la Barquera, las antiguas galerías y accesos a la cavidad se han visto alteradas. La antigua fuente y su entrono hace años que desapareieron. Y actualmente la captaciónde de agua para consumo humano se realiza mediante una galería artificial de casi 100 metros. Por suerte, en octubre de 1995, tuve la oportunidad de acceder a su interior empleando técnicas y equipo de espeleología por una de las bocas verticales situada sobre el acceso principal y fotografiar este maravilloso enclave natural hoy inaccesible y que fue responsable del desarrollo social, industrial y agrícola de nuestro pueblo. A continuación se muestra una topografia antigua de dicha cavidad así como un pequeño álbum fotográfico de aquella visita que realicé el año 95 con compañeros del ERE del CEC del cual formé parte durante muchos años.

  

 

La Font d’Armena es el exutorio de un sistema hidrogeológico que tiene su zona de recarga en el Plà de Begues, una cubeta donde el agua de lluvia se infiltra hacia las profundidades a expensas de las grietas y fallas en los materiales calizos. Las calizas cretácicas permiten el movimiento del agua a través de las discontinuidades sub-horizontales de la roca para dirigir-se hacia la Font d’Armena. Además, toda la superficie del lapiaz del Plà de Sot d’Òssos, les Bassioles i el Plà d’Ardenya también infiltra todas las aguas de lluvia hacia el interior alcanzando los niveles impermeables del Keuper, claro nivel de base de las calizas cretácicas. Esta disposición estructural de los materiales puede observarse en un corte geológico manuscrito del propio Norbert Font i Saguè.

 

 

   

Aspecto general de la zona donde se ubica la Font d'Armena, actualmente muy alterada por la construcción de los túneles de la VAriante de Vallirana.

 Acceso artificial a la Font d'Armena en la zona de la Barquera.

Acceso artificial a la Font d'Armena en la zona de la Barquera.

 

 

Debido a la gran dificultad para encontrar imágenes, información o documentación sobre esta fuente y las galerías artificiales de la mina, así como la dificultad para obtener un permiso para acceder a su interior, he decidido colgar todas las fotografías que pude realizar el año 1995 para mostrar como es en su interior.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 


 

www.meteovallirana.net  |  meteovallirana@gmail.com