Geología

DESCRIPCIÓN DEL MARCO GEOLÓGICO GENERAL

Desde el punto de vista geológico nos encontramos en una zona muy interesante por la variedad litológica, por lo bien que los diferentes materiales pueden observarse y por la variedad de paisajes que estos generan, como las cuestas rojizas de Bruguers o el paisaje cárstico de las zonas altas del Garraf. 

Estructuralmente podemos distinguir dos zonas bien diferenciadas. Por un lado todo el sector montañoso del Garraf-Ordal donde afloran materiales de edad Paleozoica y Mesozoica y donde los materiales generan relieves elevados y algo abruptos, y por otro lado la zona del valle del Llobregat, condicionado por la falla del Llobregat,  con materiales de relleno de piedemonte y todo su frente deltaico donde predominan los materiales cuaternarios.  

El Paleozoico está formado principalmente por pizarras, filitas, sericitas, cornubianitas y calizas nodulosas de edades comprendidas entre el cambro-ordovícico, el silúrico y el devónico inferior y que componen el zócalo del macizo del Garraf. El grado de deformación de estos materiales es intenso. Estos materiales pueden observarse muy bien en los primeros quilómetros de la carretera que asciende de Gavà a Begues y también en la zona de Cervelló, por ejemplo en la boca este de los dos túneles de la variante, se trata de pizarras micacíticas arenosas cambro-ordovícicas, y presentan también pátinas ferruginosas oxidadas.

El Mesozoico está representado, en su base, por los materiales triásicos compuestos principalmente por, conglomerados silícicos, areniscas y arcillas de la facies Bundsandstein (Tbc / Tbg), subiendo en la serie afloran las calizas micríticas y dolomías con alguna arenisca y arcilla de la facies Muschelkalk (Tm1, Tm2 y Tm3) y a techo las lutitas con evaporitas versicolores de la facies Keuper (Tk). El Jurásico y el Cretáceo están representados en los potentes paquetes de caliza y dolomía que forman la gran mole carbonatada del macizo del Garraf y que se explota en varias canteras como material para la construcción. Estas calizas, están muy carstificadas, tanto superficialmente como en profundidad. En superfície generan un paisaje de campos de lapiaz  y dolinas muy extenso y conocido en la región y que condiciona el drenaje subterráneo del macizo, especialmente en la zona del Garraf. 

Vallirana se sitúa en el fondo de un valle estructurado sobre diversos sistemas de fallas que cortan la estructura más o menos sub-horizontal de los materiales Cenozoicos y que han condicionado la dirección de la riera de Vallirana que ha excavado el valle principal. En la zona de Vallirana, el Paleozoico apenas aflora (lo hace en Cervelló), y los materiales que dominan el paisaje son principalmente las facies de Triásico, desde las arcillas y areniscas del Bundstandstein, a los diferentes niveles de calizas del Muschelkalk que han dibujado el perfil tan característico del entorno de Vallirana.

Proudly powered by WordPress | Theme: HoneyBee by SpiceThemes